28 de Diciembre de 2011

El regalo de Navidad solidario de ADAMS

Prendas de ropa, videojuegos, perfumes, botellas de vino… Todos conocemos el tipo de regalos que le gusta a nuestros allegados. Pero la cuestión es ¿existen regalos que puedan hacer felices a más personas que a quien lo da y a quien lo recibe? Para responder a esta pregunta, ADAMS, en los últimos años, ha querido vincular sus regalos corporativos con su RSC, encargándolos en países como Nepal o Burkina Faso. Este año ha apostado por participar en un proyecto, de la mano de BIBIR Ghana, destinado a hacer mejor la vida de cientos de muchachas de ese país, a través de la venta de unos regalos navideños cuyos beneficios irán a parar, precisamente, a mejorar sus vidas.
Siempre hay unos barrios mejores que otros, pero nunca conoceremos las desigualdades sociales, económicas y hasta políticas que se dan, por ejemplo, entre el norte y el sur de Ghana. En este país de la costa occidental de África, existen hasta 50.000 kayaaye (‘porteadoras con la cabeza’ en lengua akan). Se trata, sobre todo, de chicas de entre 14 y 28 años que abandonan la escuela y a su familia para emigrar al sur, con el fin de trabajar y poder enviar dinero a sus familias, que viven en situaciones de pobreza extrema en el norte del país.

Huyendo de la pobreza
Estas chicas no eligen ese destino, sino que se ven forzadas por la situación de inseguridad y riesgo de explotación sexual que corren en sus ciudades de origen. Por ello se desplazan a las ciudades del sur, como Accra, la capital de Ghana, que son más ricas y ofrecen más oportunidades de trabajo.
La labor de BIBIR en este país consiste en crear una serie de proyectos en torno al epicentro de esta zona de gran pobreza, Tamale, con el objetivo de ayudar a estas muchachas a volver a su casa y poder ganar su propio dinero. Actualmente, existen 5 grupos diferentes de chicas que, con la ayuda de monitoras, reciben formación profesional en costura. Así, cada uno de los grupos realiza hasta 500 bolsas, cuyos beneficios van a parar a sus propias manos, después de hacerse cargo de los gastos de mantenimiento de las máquinas.
Las bolsas que elaboran estas chicas son muy coloridas y alegres, y tan versátiles que sirven tanto para su uso en la playa como para hacer la compra o como bolso de verano. Y no solo eso, sino que además de obtener una remuneración justa por su trabajo y hacerse cargo de los gastos del taller de costura, los beneficios obtenidos permiten crear un fondo.

Apoyo multidisciplinar
Una vez más, la responsabilidad social corporativa de ADAMS se centra en cuestiones relacionadas con la formación y la educación. El compromiso con BIBIR Ghana se remonta al año 2010, y sin ninguna duda permanecerá vigente a lo largo de 2012. Se centra, sobre todo, en ocho comunidades especialmente vulnerables, y se centra especialmente en tres aspectos, según la situación social de la kayaaye: proporcionar formación de tres años en costura y un equipamiento inicial (máquinas de coser y material de costura) al final de la formación. En total 61 chicas participaron en el proyecto de confección de bolsas. También facilita el acceso a la educación formal a aquellas chicas que deseen volver a estudiar en la escuela (matrícula, libros y una bicicleta). Son 49  niñas las que se están beneficiando de ello. Y, por último, ayudar a la familia en forma de microcréditos, huertas, etc. para que sean capaces de mantener a la familia.
Además, BIBIR está estudiando ampliar su intervención a otras dos nuevas comunidades en las que, hoy por hoy, todavía no ha implantado su plan de ayudas. Se trata de Gbrimani y Banvem.

 

7. La contra

“No me gusta el término ‘nini’: no define a la juventud actual”

Javier Dorado Soto, Director General del Injuve Javier Dorado encara ...

5. Actualidad ADAMS

ADAMS English Course: Are you ready?

Conscientes de la creciente importancia de un perfecto dominio del in...

5. Actualidad ADAMS

Editorial más productiva en Educación

Según el I Informe sobre la Edición Académica 2017 elaborado por el...