8 de Mayo de 2014

“Las empresas resultan esenciales a la hora de conseguir una sociedad en igualdad”

Blanca Hernández, Delegada de Gobierno para la Violencia de Género

La Delegada de Gobierno Blanca Hernández explica en qué consiste la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género de la que ADAMS forma parte y que tiene por objetivo alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres

Desde hace casi un año, ADAMS pertenece a la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género, un grupo de 56 entidades comprometidas para sensibilizar a la sociedad y promover la inserción laboral de mujeres víctimas de maltratos. Para conocer un poco más en qué consiste esta red entrevistamos a Blanca Hernández, Delegada de Gobierno para la Violencia de Género
.

¿Qué es exactamente la Red de Empresas por una Sociedad Libre de Violencia de Género y cuándo nace?

El punto de partida para lograr una sociedad en igualdad entre mujeres y hombres y respetuosa de los derechos fundamentales es la implicación de todos los agentes sociales. Las empresas resultan esenciales en el logro de esta meta y, por ello presentamos la iniciativa “Empresas por una sociedad libre de violencia de género”.

Las compañías que se han adherido a esta iniciativa han suscrito un convenio de colaboración a través del cual se comprometen a contribuir, con los medios a su alcance, a la sensibilización ante la violencia de género y la inserción sociolaboral de las mujeres que la sufren.

Tras casi dos años desde su puesta en marcha, las 56 empresas adheridas siguen renovando su compromiso y asumiendo un papel fundamental como canales de difusión y agentes de cambio social en la construcción de una sociedad libre de violencia contra la mujer. Además, a través de las actuaciones llevadas a cabo se quiere transmitir un mensaje de esperanza y de apoyo a las mujeres que sufren maltrato, para que sepan que no están solas, que la sociedad está con ellas y que hay salida a la violencia de género porque pueden confiar en el sistema.

¿Qué tipo de empresas se comprometen con este proyecto?

En 2012 iniciamos un verdadero movimiento que refleja la unión de agentes y fuerzas públicas y privadas por la causa de la eliminación de la violencia ejercida contra la mujer. Un movimiento abierto a toda aquella entidad empresarial o profesional que quiera aportar su experiencia y recursos a esta causa. En la actualidad, las 56 empresas que componen la iniciativa proceden de muy diversos ámbitos: financiero, energético, de alimentación, de servicios… reflejando el compromiso de gran parte del tejido empresarial español.

¿Qué objetivos se han marcado?

Los objetivos pasan por sensibilizar a la sociedad en la igualdad entre hombres y mujeres y en el respeto a los derechos fundamentales, avanzar en la construcción de una sociedad libre de violencia de género y promover la inserción de mujeres que sufren maltrato.

¿Cuáles destacaría como los logros más importantes desde que se presentaron en sociedad?
Desde 2012, se han puesto en marcha más de 50 actuaciones de sensibilización por parte de las empresas adheridas a la iniciativa. A través de estas actuaciones se ha logrado hacer llegar a la ciudadanía el mensaje “hay salida a la violencia de género” de una forma cercana y directa.

Cada empresa ha difundido la campaña utilizando diversas vías, mediante sus webs y canales internos y externos, en materiales como separadores de cajas, cartelería, pegatinas para puertas, camiones o espejos, en chapas para las personas que trabajan en las empresas y para la clientela, en facturas, entre otros.

Sin ir más lejos, el pasado 20 de febrero, las empresas adheridas a la iniciativa, lanzaron un comunicado conjunto renovando su compromiso con la causa. En el ámbito de la inserción laboral, desde la puesta en marcha de la red, más de 700 mujeres han sido contratadas, lo que supone un gran logro, pues aportarles una oportunidad laboral y su independencia económica supone abrir las puertas a una nueva vida alejada del maltrato.


¿Es el silencio de las víctimas y de quienes las rodean uno de los grandes impedimentos para luchar contra la violencia? ¿Cómo se puede acabar con este silencio para siempre?

Efectivamente el silencio y la ocultación son dos grandes problemas de la violencia que sufren las mujeres. La media de mujeres asesinadas en lo últimos años que habían presentado denuncia está en torno al 20%. Las encuestas y los estudios realizados ponen de manifiesto que por distintas razones, existe un gran número de mujeres que siendo víctimas de violencia no lo denuncian. La razón fundamental es, junto al miedo al agresor, la “normalización” de la situación de maltrato, no llegando, la propia mujer, a auto detectarse como víctima. Por eso es fundamental trabajar por dar toda la confianza a esas mujeres que les impulse a salir del “círculo de la violencia”, removiendo obstáculos que puedan existir en su camino. Así se ha hecho por ejemplo, reconociendo desde febrero del año pasado, el derecho a la asistencia jurídica gratuita a todas las mujeres víctimas de violencia de género y de trata con fines de explotación sexual con independencia de sus recursos económicos. Además, es esencial el papel activo que los profesionales pueden ofrecer en la detección del maltrato, siendo el ejemplo más destacado los médicos y profesionales sanitarios. En este sentido, en el ámbito sanitario, se ha difundido una campaña específica, con el mensaje “Hay salida”, a través de la que se pide a las mujeres que confíen en el personal sanitario que les atiende y le cuenten lo que realmente les está pasando. Idéntica actuación se ha realizado en el ámbito farmacéutico, conscientes de que son lugares en los que la confidencialidad y la confianza pueden ayudar a la mujer a romper su silencio.

Lo importante es que cualquier persona sienta que puede hacer algo y no permanecer ajena a la víctima cuando tiene conocimiento de una situación de maltrato; sino, al contrario, deslegitimándola y apoyando a la mujer que la sufre y, en general, contribuyendo a concienciar a su entorno de que la violencia contra la mujer es una lacra que debemos y podemos, conjuntamente, erradicar.

¿Qué papel ocupa la formación a la hora de rehacer la vida de estas mujeres?

La respuesta que los profesionales dan ante la violencia de género debe ser especializada y adaptada a la complejidad y gravedad del problema. Todas las personas profesionalmente implicadas en la eliminación de la violencia de género deben conocer y comprender la naturaleza de la violencia y deben tener herramientas específicas para intervenir y atender a la mujer que la sufre y a sus hijos. La eficacia de la intervención depende de la capacitación y la sensibilización de los profesionales que intervienen apoyando a la mujer. Por ello, la Estrategia Nacional contiene un eje transversal específico que es el de la formación y sensibilización de agentes, en el que se contienen medidas formativas dirigidas a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, miembros de las carreras judicial y fiscal, abogacía y personal sanitario entre otros.

7. La contra

“No me gusta el término ‘nini’: no define a la juventud actual”

Javier Dorado Soto, Director General del Injuve Javier Dorado encara ...

5. Actualidad ADAMS

ADAMS English Course: Are you ready?

Conscientes de la creciente importancia de un perfecto dominio del in...

5. Actualidad ADAMS

Editorial más productiva en Educación

Según el I Informe sobre la Edición Académica 2017 elaborado por el...