16 de Septiembre de 2016

V.I.P. ELLAS Y ELLOS OPOSITARON“En una oposición, todos somos iguales”

José Manuel García Collantes,

Presidente del Consejo General del Notariado

JMGC-1¿Por qué decidió preparar una oposición al finalizar la carrera?  Crecí en una familia con un elevado concepto del Estado y del servicio público. Esa fue una de las razones que me llevó a fijarme en la oposición a notario, aunque en mi familia no hubiera ninguno. Pero sí había otros funcionarios, y sabía de su dedicación y de su servicio a la sociedad; eso me atraía. También me inclinó otro factor fundamental: la objetividad del proceso. Era una oposición dura, sí, pero objetiva. Y lo sigue siendo: la aprueban los que más saben.

¿Cuánto tiempo invirtió en su preparación?  24 meses. No puedo decir que fuera mucho teniendo en cuenta la amplitud del temario que había que preparar y el grado de exigencia, pero en mi favor diré que fui muy disciplinado. Estudié ocho horas diarias, seis días a la semana. Creo que ahí radica el secreto: en organizar cada minuto y ser constante. Pero hay que saber darse pequeños descansos de cinco minutos cada dos horas (para comer o beber algo, estirar las piernas, descansar los ojos, escuchar una canción…) Aunque no están permitidos los altibajos: eso es lo más duro. 

¿Qué recuerdos guarda de aquella época? Recuerdo la vida ordenada. Esa tranquilidad que da el orden. Son horas y horas programadas. Luego la vida te desborda. El trabajo, la familia, la diversión… Y te preguntas cómo pudiste hacerlo. Y a veces, aunque resulte increíble, hasta lo echas de menos. También recuerdo con gran cariño a mis compañeros de oposición. Se crean lazos muy fuertes. Personas que están viviendo lo mismo que tú; con las únicas que a veces te entiendes. Pero sobre todo me acuerdo con emoción de mis padres, ahora que ya no están. Su apoyo absoluto. Solo sabemos lo que eso vale cuando nos hacemos mayores. 

¿Recuerda algún consejo que le fue especialmente útil? Recuerdo dos consejos que me dieron. Uno, “más valen pocas horas todos los días que muchas horas un solo día”,  y otro “pocos libros pero buenos libros”. A mí me sirvieron de mucho. Pero quizás uno de los consejos más útiles para un opositor sea el de saber parar. Hay que descansar un día a la semana, dormir siete horas todas las noches, salir a pasear o a correr todos los días… La oposición es una carrera de fondo muy dura para la que hay que entrenarse todos los días. Gana el que logre esa disciplina mental y física; al menos así fue en mi caso. 

Si echa la vista atrás, ¿qué queda del opositor que fue? El afán de superación personal, de esfuerzo. Sigo creyendo en que todo, o casi todo, se puede lograr si de verdad nos esforzamos.

¿Qué les diría a las personas que están preparando una oposición en este momento?  Que tengan paciencia y sean constantes. Que la oposición es un método duro, sí, pero es el mejor que tenemos; donde todos somos iguales y contamos con las mismas posibilidades. 

¿Cuáles son hoy sus retos profesionales? Tomar decisiones acertadas que repercutan de forma beneficiosa en la sociedad y en los compañeros a los que represento. Esforzarme para no cometer errores. Mejor dicho: esforzarme para cometer muy pocos errores. Una de las cosas que nos enseña la vida es a saber equivocarnos.

7. La contra

“No me gusta el término ‘nini’: no define a la juventud actual”

Javier Dorado Soto, Director General del Injuve Javier Dorado encara ...

5. Actualidad ADAMS

ADAMS English Course: Are you ready?

Conscientes de la creciente importancia de un perfecto dominio del in...

5. Actualidad ADAMS

Editorial más productiva en Educación

Según el I Informe sobre la Edición Académica 2017 elaborado por el...