6 de Noviembre de 2017

“No me gusta el término ‘nini’: no define a la juventud actual”

Javier Dorado Soto, Director General del Injuve

Javier Dorado encara con optimismo la Dirección del INJUVE, un puesto desde el que lidia con uno de los mayores retos del Gobierno: devolver la ilusión a través del empleo y la formación a una generación desencantada

¿Qué papel otorgan ustedes a la educación, a la formación de los más jóvenes?

La educación es un factor determinante del desarrollo social y económico de nuestras sociedades, y para que éstas sean más justas y equitativas, lo que supone la necesidad permanente de procesos de reflexión y análisis que vayan más allá de los impactos obtenidos por los sistemas educativos formales. Porque existen muchos factores “educativos” fuera de estos.

En esto último radica la importancia de los organismos que nos dedicamos a los jóvenes. Porque nuestras actuaciones se enmarcan en procesos de  Educación No Formal que mejoran las capacidades de los jóvenes en algunas cuestiones esenciales en estos tiempos, como son por ejemplo la empleabilidad y la movilidad, y que son a la vez un instrumento para motivar el aprendizaje a lo largo de toda la vida. Efectivamente, la mayor parte de las iniciativas y actividades que se llevan a cabo desde los organismos y entidades de juventud en España (INJUVE, CCAA, ayuntamientos, consejos de juventud, asociaciones juveniles y entidades prestadoras de servicios a la juventud, escuelas de tiempo libre, casas de juventud, servicios de información juvenil, etc.) suponen para los jóvenes posibilidades de aprendizajes de competencias desde el ámbito de la Educación No Formal.

El objetivo del INJUVE en este campo es promover que se reconozca el valor de los aprendizajes adquiridos a través de la Educación No Formal y que se establezca un sistema oficial de reconocimiento de las competencias adquiridas mediante la participación en todo lo que se ofrece a los jóvenes desde en nuestro espacio de juventud.

¿Qué importancia tienen para ustedes los Certificados de Profesionalidad para menores de 30 años?

El sistema de formación profesional en España se sustenta en tres pilares: los títulos del sistema educativo, los certificados de profesionalidad del sistema de formación para el empleo y el procedimiento de reconocimiento de las competencias profesionales adquiridas por experiencia laboral.

El certificado de profesionalidad es un instrumento de acreditación oficial de las cualificaciones profesionales de una persona, que acredita su capacitación para el desarrollo de una actividad laboral determinada, y tiene validez en todo el territorio nacional. Los expiden el Servicio Público de Empleo Estatal y los órganos competentes de las Comunidades Autónomas. Así que su importancia radica en la posibilidad de esta acreditación, que es muy valorada en cualquier proceso de selección de personal.

Pero los certificados de profesionalidad son también una oportunidad para que los jóvenes adquieran una formación orientada hacia las demandas actuales del mercado de trabajo, y un camino adecuado para encontrar o iniciarse en una profesión.

Según los datos recogidos por el Observatorio para el Empleo en la Era Digital, 1 de cada 5 jóvenes encontrará un empleo relacionado con actividades digitales. ¿Están nuestros tan jóvenes preparados digitalmente como pudiera parecer?

Por supuesto que sí. Se estima que el 96% de los jóvenes de entre 15 y 29 años tienen acceso a Internet a través de su dispositivo móvil y que el 86% tienen perfiles en Redes Sociales, que utilizan para comunicarse.

Por otro lado, en la actualidad, el ámbito del ocio electrónico en general y el sector de los videojuegos en particular se han convertido en un referente formativo para la gente joven, lo que supone un importante incentivo para quienes desean acceder laboralmente al sector. En este sentido, no hay duda de que el talento de los jóvenes contribuirá a mejorar las perspectivas de esta industria.

Por eso, en este ámbito, la visión del INJUVE es que es necesario fomentar el talento joven, también por supuesto en otros ámbitos, e impulsar y consolidar la cultura del emprendimiento, la empleabilidad y la innovación en el ámbito del sector digital, facilitando información, formación, emprendimiento y acceso a nuevos entornos profesionales en el ámbito de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en entorno digital.

¿Podremos recuperar a toda esa generación conocida como ni-nis?

Particularmente no me gusta utilizar esta expresión como referencia a una generación de jóvenes. El término, además, por diferentes razones, ha adquirido bastantes connotaciones negativas, que por supuesto no definen a la juventud actual en general, y ni siquiera con los jóvenes que por diversas circunstancias no están estudiando, ni trabajando, ni formándose para una ocupación.

Es paradójico, pero es precisamente a los jóvenes que se encuentran en estas circunstancias a quienes tenemos que dirigir nuestros mayores esfuerzos.

La Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven 2013-2016 ha abordado desde la raíz las principales debilidades estructurales del mercado de trabajo con incidencia en el empleo juvenil, y sin duda que lo continuará haciendo en el futuro. Su aprobación fue el resultado de un proceso de diálogo y participación con los interlocutores sociales para facilitar el acceso de los jóvenes al mercado laboral.

Esta Estrategia y el Sistema Nacional de Garantía Juvenil que ya hemos comentado están beneficiando a día de hoy a muchos jóvenes que cuentan con una oportunidad de formación y de empleo. De hecho, el paro registrado entre los menores de 30 años se ha reducido de forma espectacular en los últimos años, un resultado atribuible al gran esfuerzo que la sociedad española ha realizado en este tiempo.

Y si miramos la EPA, el 41,66 % de jóvenes de 16 a 24 años están actualmente en paro (EPA 1T2017) mientras que en 2016 era el 46,5 % en el mismo trimestre. No obstante este descenso anual, el desempleo juvenil español continúa siendo un problema y se mantiene como uno de los principales retos del Gobierno a afrontar en los próximos años.

¿Hasta qué punto es preocupante la fuga de talento en España? ¿Qué se puede hacer para invertir el camino, para facilitar su retorno?

Por supuesto que esta cuestión me preocupa especialmente. La emigración reciente de jóvenes españoles es un fenómeno difícil de cuantificar, pero es un hecho. A través de un estudio del INJUVE, encargado al Colegio Nacional de Doctores y Licenciados en Ciencias Políticas y Sociología, pudimos comprobar en 2013 el alcance del fenómeno. En estos momentos, estamos actualizando estos datos.

Los resultados más destacables nos mostraban que durante el período 2009-2013 se calculaba una cifra de 341.000 españoles emigrantes a los cinco continentes. De esta cifra, se estimaba que 218.000 eran jóvenes que tenían entre 15 a 29 años. La mayor parte de estos se dirigieron a Europa, fundamentalmente a la Unión Europea, y otra parte menos numerosa a América, más en la parte latina que en Norteamérica. La reedición de este estudio nos permitirá actualizar el alcance de este fenómeno en el momento presente.

El empeño del Gobierno de España y del INJUVE es continuar generando oportunidades para que los jóvenes que decidieron emigrar puedan volver cuando quieran.

“En la Garantía Juvenil hay inscritos en España más de 615.000 jóvenes”

“La Garantía Juvenil pretende asegurar que los jóvenes entre 16 y 29 años reciban una buena oferta de empleo, formación continua, formación de aprendiz o periodo de prácticas, una vez que acaben la formación formal o queden desempleados. Se trata de ofrecerles la oportunidad de encontrar un empleo acorde con su formación, competencias y experiencia, o bien proporcionarles formación, competencia y experiencia para aumentar sus posibilidades de encontrar empleo en el futuro. Es un programa de la Unión Europea que en España gestiona el Ministerio de Empleo y Seguridad Social en colaboración con las comunidades autónomas. Yo diría que es un programa muy oportuno y que las medidas implementadas hasta ahora están dando buenos resultados y a pesar de la paulatina disminución de la tasa de desempleo juvenil en los últimos años, todavía es elevado el  porcentaje de jóvenes parados y, por lo tanto, hay que continuar en esa dirección. Por eso hace meses se adoptaron una serie mejoras urgentes en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, que han a permitir un mayor aprovechamiento de las oportunidades que se ofrecen.

Los jóvenes inscritos en la Garantía Juvenil pueden beneficiarse de 4 tipos de medidas:

-Orientación profesional, información laboral y acompañamiento en la búsqueda de empleo.

-Mejora de la empleabilidad, mediante formación, prácticas en empresas y obtención de certificados de profesionalidad.

-Reducciones y bonificaciones en las cuotas de la Seguridad Social.

-Emprendimiento. Tarifa plana para autónomos y otras medidas de apoyo al emprendimiento.

En estos momentos hay inscritos en la Garantía Juvenil más de 615.000 jóvenes”.

 

 

7. La contra

“No me gusta el término ‘nini’: no define a la juventud actual”

Javier Dorado Soto, Director General del Injuve Javier Dorado encara ...

5. Actualidad ADAMS

ADAMS English Course: Are you ready?

Conscientes de la creciente importancia de un perfecto dominio del in...

5. Actualidad ADAMS

Editorial más productiva en Educación

Según el I Informe sobre la Edición Académica 2017 elaborado por el...